La peruana Ysabel Calderón ha sido reconocida como Guardiana de Restauración de Montañas 2023

La peruana Ysabel Calderón ha sido reconocida como Guardiana de Restauración de Montañas 2023

La peruana Ysabel Calderón ha sido reconocida como Guardiana de Restauración de Montañas 2023

Ysabel Calderón Carlos ha sido reconocida como Guardiana de Restauración de Montañas 2023 por el Foro Global de Paisajes (GLF). Esta nominación destaca el esfuerzo de personas que protegen ecosistemas en el mundo. Desde su tierra natal en Lambayeque, en el caserío El Higuerón, se dedica a restaurar bosques para conservar abejas, que por la deforestación están en peligro de extinción.

Aunque usted no lo crea, ese insecto es el más importante del planeta. Para Ysabel Calderón Carlos, Ysa, como la llaman de cariño, es el polinizador más importante del planeta, pues asegura la supervivencia de bosques y montañas.

Desde niña comprendió que había una relación estrecha entre las abejitas y los árboles. En el caserío El Higuerón, donde nació, en el distrito de Salas, Lambayeque, mientras acompañaba a su mamá al campo, observó que cuando las personas cortaban árboles para hacer leña, la presencia de esos bichitos disminuía. Esa práctica aumentó y su desaparición también.

 Ysabel Calderón Carlos Sumak Kawsay

“Las abejas nativas dejan sus huevitos en los huecos de los árboles, en el Palo Santo especialmente, es su hábitat natural, pero la tala las afectaba. Perdimos diversidad de especies de abejas nativas, por eso me fui interesando en recuperar las zonas deforestadas”, recuerda.

Ysa es hija de la naturaleza, dice, hasta el día de hoy le gusta caminar descalza sobre la tierra porque siente que se conecta con ella, con su energía. Le ocurre lo mismo cuando refresca sus pies en el agua del río y cuando abraza los árboles. Esas sensaciones descubiertas en su infancia la inspiraron a seguir el camino de su corazón, cuenta.

El buen vivir

Ese camino fue retornar a El Higuerón luego de obtener el título de bachiller en ingeniería química. Una carrera que estudió en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, en la ciudad de Lambayeque. Aquella decisión causó malestar en su progenitor al inicio, hasta que entendió que su hija tenía un sueño: que las abejitas regresaran a casa.

Así es como nace Sumak Kawsay, que quiere decir, buen vivir en quechua. Un emprendimiento que creó Ysa, para investigar y conservar abejas nativas y otros polinizadores, restaurar ecosistemas (montañas) y producir miel y panela, para autosostenerlo.

Por esta iniciativa obtuvo el reconocimiento de Guardiana de Restauración de Montañas 2023, por el Foro Global de Paisajes (GLF), y ha ganado un financiamiento de cinco mil euros que le servirán para consolidar la empresa. “El premio lo obtuve por conservar abejas nativas y haber rescatado cuatro especies. Una de ellas, la Apis Mellifera es la que produce miel”, precisa.

La ruta de la miel

La universidad de la vida la ha graduado en apicultura. Habla con solvencia de las abejas. Se refiere a ellas como si fueran sus mascotas. Las conoce bien. Las hay solitarias, las que son parásitas y las sociables, que son las que viven en colonias y producen miel. Se identifica más con estas últimas porque no son agresivas.

“Pero todas son polinizadoras, transfieren granos de polen de la parte masculina de una flor a la parte femenina de otra o de la misma flor. Desarrollan un proceso ecológico de gran importancia. Es la fecundación de la planta. Las abejas nativas polinizan plantas silvestres, son el sustento de bosques y animales que aprovechan los alimentos de la naturaleza. Si se extinguen por la deforestación perdemos todos”.

Fuente: El Peruano

 

Más en Agroskynet

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *