Plantas clonales sustentarán el crecimiento de Westfalia Fruit Colombia en los próximos años

Plantas clonales sustentarán el crecimiento de Westfalia Fruit Colombia en los próximos años

Plantas clonales sustentarán el crecimiento de Westfalia Fruit Colombia en los próximos años

Esta compañía global de origen sudafricano, ha trazado una estrategia en Colombia que le permitirá triplicar su producción en solo cinco años. Una parte de ese incremento productivo vendrá de huertos instalados con plantas clonales, que, según cuenta Omar Díaz, son el futuro para el país, tal como han sustentado producciones en todas las zonas productoras donde tienen presencia.

Señaló Omar Díaz, gerente general de Westfalia Fruit Colombia

Desde Westfalia Fruit Colombia han sido testigos del rápido (y por lo visto imparable) crecimiento que ha experimentado el aguacate en el país. La firma con presencia global se ha convertido en una de las mayores exportadoras de esta fruta en el país y tiene planes de seguir invirtiendo y creciendo en Colombia, proyectando una campaña positiva para 2022.

Westfalia trabaja con productores de distinto tamaño en diferentes zonas de Colombia. Se trata de productores que llevan años en este rubro y que, trabajando codo con codo con la empresa, pueden ir obteniendo las certificaciones necesarias para iniciar un proceso exportador. Lo más importante para la compañía es que la fruta tenga una calidad uniforme, independiente de quien la produzca, algo que han conseguido en otros países, por ejemplo, Perú, donde trabajan con productores de diferentes zonas de producción.

Omar Díaz conoce bien la realidad del aguacate peruano porque es el gerente general de Westfalia Fruit Perú y recientemente fue nombrado gerente general de Westfalia Fruit Colombia. Si bien lleva poco tiempo en su nueva posición, tiene claro que Colombia tiene mucho potencial como proveedor global de aguacates. “Colombia cuenta con una importante área plantada y tiene protocolos fitosanitarios aprobados para poder exportar a diferentes mercados, por ello creo que va a ser un jugador muy importante en el futuro”, sostiene.

Aunque advierte que el crecimiento en volumen no ha sido tal como se había proyectado, principalmente debido a la condición climática y a las fuertes lluvias, pronostica que la industria local seguirá desarrollándose en los próximos años. “Los campos ya están plantados y en los próximos años Colombia va a tener crecimientos muy significativos en volumen de exportación”.

Actualmente. Westfalia Fruit Colombia gestiona la producción y exportación de aguacates en casi 2.000 hectáreas (ha) que tienen en el país, la mayoría en colaboración con los productores locales. Con el objetivo de seguir creciendo en tierras colombianas, la empresa tiene el plan de seguir incrementando y fortaleciendo las alianzas con productores.

“Proyectamos que en Westfalia Fruit Colombia creceremos significativamente en producción propia”, precisa y proyecta que esas producciones propias en Colombia representarán a futuro entre el 20 y el 25% del volumen total exportado. En Westfalia Fruit Colombia están buscando formas de expandir y diversificar los mercados de venta de aguacate para tener resultados más estables durante toda la temporada. Su crecimiento en Estados Unidos y sobre todo en Asia les ayudará sustancialmente a cumplir este objetivo y a seguir incrementando sus volúmenes de exportación.

El mercado asiático se caracteriza por su gran tamaño y potencial de consumo de productos saludables como el aguacate, por tal motivo en conjunto con las oficinas de Chile y Perú desarrollan una estrategia comercial que incluye programas de abastecimiento durante las 52 semanas del año.

En Colombia, tal como lo han hecho en Perú y Chile, la firma cuenta con asistencia técnica a los productores. “Con ello, logramos que produzcan aguacates de buena calidad, que nos permita llegar con un producto consistente a los diferentes mercados. Pero no solo le damos la parte de asistencia técnica, sino también, en el abastecimiento de plantas. Por ello, estamos desarrollando en nuestros viveros plantas clonales las cuales están pensadas en proveer a nuestros productores de tal manera que ellos tengan una tecnología de vanguardia que les permita ser competitivos en productividad y también en la obtención de calidad de fruta”, explica Omar Díaz.

Portainjertos clonales, huertos uniformes y más productivos
Este es una de las señas de identidad de una compañía que se ha preocupado desde el primer minuto de la calidad del material vegetal que está en campo. Por ello es que desde hace más de 35 años que se están investigando en el desarrollo de portainjertos clonales, tolerantes a enfermedades. Hoy sus portainjertos (Latas, Dusa, Leola y Zerala) están siendo usados en diferentes países.

En Colombia, hace cuatro años que está en funcionamiento un vivero propio en el municipio de Sonsón, departamento de Antioquia, que está dedicado a la obtención de plantas clonales, un material de determinadas características que le permitirá a la compañía triplicar su producción en los próximos cinco años.

El proceso para obtener plantas clonales se inicia con semillas adecuadas. Estas deben pasar a una cama de germinación y luego a unas bolsas pequeñas donde experimentan un primer desarrollo que reunirá las características de tamaño, vigor y grosor para realizar el primer injerto. Tras 60 días, es decir, cuando la planta está del tamaño de un lápiz, una trabajadora que previamente ha recolectado las yemas de las plantas madres (por ejemplo, de la variedad Latas), coge una a una y las va injertando, con una liga especial, convirtiéndose así el portainjerto que va a portar el siguiente injerto, que es la variedad Hass.Se trata de plantas cuyo crecimiento es más rápido que aquellas que provienen de semilla, aunque el primer año es un poco más lento. “Tras esos primeros doce meses, la planta despega y el crecimiento es muy rápido”.

Pero, ¿cuál es el futuro de este tipo de plantas en Colombia? “Son una excelente alternativa para el desarrollo de los cultivos en el país. Yo diría que, en Colombia, son una ‘alternativa vital’, debido a las altas precipitaciones que hay en las zonas productoras, donde hay un alto porcentaje de replante. Este tipo de plantas, bien manejadas, permitirá al productor tener campos más uniformes y productivos”, sostiene el gerente general. Asimismo, si un proyecto de aguacates está pensado para una vida útil de veinte años, según Díaz, esta se extenderá con el uso de plantas clonales.

Para que ello ocurra es fundamental establecer el huerto en un terreno adecuado para el cultivo del aguacate, para lo cual la preparación del suelo es un aspecto esencial. “Las características del suelo van a permitir que la planta se desarrolle en una mejor o menor condición. Si los suelos tienen un contenido adecuado de materia orgánica, cuentan con más drenantes y si son más permeables, esto va a permitir que el campo pueda estar más saludable en muchos más años”, sostiene el gerente general de Westfalia Fruit Colombia.

Latas es el nombre de uno de los portainjertos desarrollados y obtenidos por Westfalia Fruit en Sudáfrica y su licenciamiento está a cargo del vivero Brokaw Nursery ubicado en California (Estados Unidos). “Creemos que este es un portainjerto ideal para las condiciones de Colombia, ya que ha sido seleccionado para tolerar suelos con mayor presencia de humedad”, confirma Díaz, sobre un material genético que ya ha sido instalado en algunos campos del país. “Los resultados hasta el momento han sido favorables”, confirma el directivo.

Fuente: Redagrícola

Más en Agroskynet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *