El Establo| La importancia de llevar buenos registros

El Establo| La importancia de llevar buenos registros

El Establo| La importancia de llevar buenos registros

La genética es la característica más importante y la más difícil de cambiar en el tiempo, pero sólo aporta el 25%, porque el 75% se justifica en el medio ambiente, manejo y alimentación.

“Todo lo que se mide se puede mejorar y, si se mide y se actúa, se mejora más rápido”.

Hace mas de 250 años apareció el primer “Herdbook” o libro de pedegree’s para la raza Brown Swiss en Suiza.  Desde allí se comenzó a registrarse los linajes y las producciones de las vacas. A base de selección y mejoramiento genético es que vemos como se ha ido mejorando rasgos de interés económico como la producción de leche, grasa, proteína, fertilidad, longevidad, dificultad de parto,  muertes al nacimiento, etc.

Hoy, gracias a la tecnología, ciencia de la computación y el adecuado registro de información sumado a la genómica, podemos trabajar en el mejoramiento de más de 50 características heredables en diferentes grados y, con ello, lograr un avance más seguro y acelerado.

Es clave tener claro cuales son nuestras metas a largo plazo, mantener el rumbo y no estar cambiando constantemente, porque es como dar un paso adelante y otro hacia atrás.

Por otro lado, es importante comprender las correlaciones que hay entre las variables que estamos seleccionando, porque no hacerlo nos traerá serios problemas económicos.

Por ejemplo, si solo nos interesa mejorar la producción de leche  (heredabilidad 7%) y descuidamos la fortaleza del ligamento medio o profundidad de las ubres (cuanto más altas mejor y cuanto más bajas o profundas será peor, contrario a lo que mucha gente ignorante en la materia piensa), estaremos sacrificando longevidad y, por lo tanto, nuestra rentabilidad.

Bill Eustice (QEPD) solía decir en forma sarcástica cuando veía un toro que transmitía mucha producción de leche y mal ligamento suspensorio medio y ubres muy profundas: ”Ese toro  hará que tus vacas produzcan poca leche” ¿Por qué? Porque las hijas darían mucha leche en la primera y quizás en la segunda lactación, pero luego irían al camal porque se les descolgaron las ubres o les dio mastitis.

En la selección debemos tener mucho cuidado (poner por escrito para recordarlo) con las características que queremos mejorar y las que no queremos introducir. Esto es crítico, porque a veces seleccionamos un toro que aporta características que deseamos tener pero nos trae otras que a la larga nos traerán problemas. Por ejemplo, un toro puede transmitir alta producción de leche, grasa, proteína, sólidos totales, capa caseína A2A2, pero nos transmite pezones cortos, patas rectas, isquiones altos, pechos angostos o una altura indeseable.

Este toro nos puede hacer avanzar en características que necesitamos y retroceder en otras que a la larga nos afectaran económicamente, por ello debemos cuidar muchísimo la selección de los toros que usamos para que en lo posible tengan las características que queremos y no al contrario.

El balance es la clave y, obviamente, no hay toros perfectos. Los toros que son extremos para unas características suelen traer otras no deseadas, por eso a veces es mejor ir más lento pero seguro.

No olvidemos que siendo la genética la característica más importante y la más difícil de cambiar en el tiempo, esta sólo aporta el 25%, porque el 75% se justifica en el medio ambiente, manejo y alimentación. Para ponerlo en palabras sencillas, cuando una vaca tiene buena genética y se le ofrece un mejor medio ambiente, producirá leche. Una vaca que no tiene buena genética para la producción de leche, pero se le alimenta bien y se le da un buen ambiente, engordará y no producirá leche.

La base genética de la población está avanzando a pasos agigantados, y cada 5 años se cambia y el promedio de la raza se pone en “Cero”, por ello, debemos tener mucho cuidado cuando comparamos la información de los toros. Debe estar actualizada y ver en que fecha fue reportada, porque un toro que en el año 2020 era positivo para leche hoy puede ser negativo y ya no sería un mejorador.

Más en Agroskynet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *