• Jue. Oct 6th, 2022

Buenas prácticas de la industria agroindustrial del Perú

Buenas prácticas de la industria agroindustrial del Perú

La agroindustria se ha convertido, sin ningún tipo de duda, en uno de los baluartes más importantes de la economía en el Perú, y al mismo tiempo, en un ejemplo de “buen hacer” empresarial en Latinoamérica.

El sector agroalimentario peruano es enormemente productivo, diverso y con una enorme dimensión internacional. Los productos agrícolas peruanos están presentes en todo el mundo, tanto en Estados Unidos, como en Rusia, Asia, Medio Oriente, Australia, Unión Europea, etc. Las cualidades que caracterizan a los productos peruanos son su inocuidad, seguridad alimentaria, calidad y su gran proyección internacional, conocida en todo el mundo.

Este sector genera anualmente unos 6.000 millones de dólares y participan más de 2300 empresas dedicadas a la agroindustria. Al respecto, la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú – AGAP es el gremio que promueve el desarrollo del sector agrario y representa a los productores, procesadores, comercializadores, agroexportadores y gremios del Perú e impulsa su desarrollo a través del incremento de la competitividad, la apertura de mercados y la mejora del marco jurídico

En este Dosier Corresponsables sobre La sostenibilidad en el sector agroindustrial peruano, contamos con la colaboración de esta asociación gremial reconocida a nivel local e internacional por promover la agricultura sostenible como fuente de crecimiento económico, bienestar social y creación de empleo formal en el Perú. Todo, con el objetivo de saber más sobre las buenas prácticas del sector.
 
Agrícola Santa Azul

El Sistema de Gestión de nuestra Empresa es la vía por la cual se establecen prácticas de Inocuidad, Salud, Responsabilidad Social y Comercio Justo, en este sistema se visualizan los valores de la empresa; Respeto, Integridad y Trato Justo.

Fundación La Calera

A través de lo que llaman “proyectos educativos, con enfoque comunitario”, facilitan plataformas de aprendizaje experiencial en las cuales, la situación significativa que trabajan en espacios diseñados para pensar y actuar colectivamente, es tan sencilla como potente a la vez: “¿Qué significa crecer juntos?”.

Grupo Cerro Prieto

Desde Cerro Prieto tratan de promover un mejor ambiente de trabajo, mejores prácticas laborales, el desarrollo de la comunidad y el crecimiento de la industria.  También tienen un serio compromiso con la innovación y así, por ejemplo, con otras 6 empresas agroindustriales han firmado una alianza estratégica con la Universidad Nacional Agraria La Molina para incentivar las visitas de profesores y estudiantes a sus campos, así como para compartir la experiencia de sus jefes y directivos con los estudiantes de carreras afines, y promover la investigación y la innovación en temas agrícolas.
 
Grupo Rocío

Su principal reto para este 2022, en materia social, es alinear la gestión de Responsabilidad Social y Sostenibilidad a la estrategia de negocio del Grupo Rocío.

Hortifrut

En Hortifrut Perú tienen claro el rol que desempeñan como agroindustrial líder en la producción de arándanos, donde la sostenibilidad es un pilar estratégico para cumplir con los objetivos y es la base fundamental de su organización para el desarrollo del entorno social y el cuidado del medio ambiente.

Sun Fruits

Consideran que toda comunidad debe tener iniciativas para el bien social y que como empresa que forma parte de esta comunidad lo tienen muy en cuenta. La visión que tienen es que, a través de la gestión, acompañado del crecimiento y desarrollo, su región pueda crear nuevas oportunidades a las generaciones que están por llegar.

Agrícola Chapi

Su visión estratégica para el desarrollo sostenible se ve plasmada en el Agroecosistema Chapi. Con acciones en toda la cuenca, desde la parte más alta hasta el océano, buscan desarrollar un modelo de agricultura que regenere el entorno y haga frente a los riesgos y consecuencias del cambio climático.

Virú

En Virú están enfocados en continuar escalando en camino de la sostenibilidad a través del desarrollo de sus proyectos, con métricas apropiadas para cuantificar y visualizar el cumplimiento de los objetivos: mantener la sensibilización del negocio, nuestros colaboradores y Stakeholders alineados con los ODS al 2030.  

Beta

BETA se ha acogido a un lineamiento que le permite buscar créditos sostenibles, que también se le conoce como financiamiento verde, acabando de suscribir con Rabobank un crédito sostenible por 92 millones de dólares con el cual se va a hacer compra de mil hectáreas en Olmos.