Fletes altos en el Perú: ¿cuáles son los alimentos más afectados?

Los precios de los fletes marítimos han ido disminuyendo en distintas partes del mundo; sin embargo, en la ruta al Perú siguen en niveles..

Durante el 2021, el costo promedio de un contenedor refrigerado aumentó hasta 7 veces pasando los US$10 mil.

Análisis de Mónica Muñoz, coordinadora de REDES

Los precios de los fletes marítimos han ido disminuyendo en distintas partes del mundo; sin embargo, en la ruta al Perú siguen en niveles elevados. Al respecto, Mónica Muñoz Nájar, coordinadora de Proyectos y Políticas Públicas de la Red de Estudios para el Desarrollo (REDES), detalla cuáles son los productos que se han visto más afectados por esta coyuntura.

“Este escenario de altos precios de los fletes impacta en el costo de los principales alimentos que consumen las familias, tales como el pan, fideo, pollo o aceites, los cuales se elaboran con insumos importados. Es por ello que, cuando se vuelve más caro importar y transportar estos productos, tiene una repercusión sobre los precios de los alimentos”, indica Muñoz Nájar.

Asimismo, la economista agrega que en el caso de la leche, la nata en polvo y el maíz amarillo duro se presentaron incrementos en el valor de los fletes por encima del 70%. No obstante, el producto que registró el mayor incremento en el costo de transporte fue el arroz semiblanqueado con un aumento de 150%.

Factores detrás de los altos precios
Según declaraciones del ex viceministro de Comercio Exterior, Carlos Posada, al ya estar regularizándose el transporte marítimo, los costos de transporte en las rutas entre Asia y Norteamérica han caído significativamente, ya que han pasado de un costo de, aproximadamente, US$ 20 mil por contenedor a un promedio de US$ 10 mil.

Sin embargo, Muñoz Nájar explica que esta mejora sustancial no se ha dado en todas partes, ya que las rutas hacia el puerto del Callao solo se redujeron en 6%.

“Esto, principalmente, debido a que el puerto del Callao sigue presentando complicaciones logísticas que generan demoras en el embarque y desembarque de mercaderías. Un indicador de esto es que, en 2021, los transportistas terrestres tenían que esperar hasta 8 horas antes de entrar al puerto, lo cual redujo la cantidad de viajes que hacen al día de 3 a 1”, detalla. A la fecha se siguen manteniendo altos tiempos de espera que incrementan los costos de transporte.

Por último, Muñoz Nájar precisa que si bien, a nivel mundial, el transporte marítimo se recuperó tras los bloqueos en los puertos, se ha vuelto a complicar la situación en los últimos meses, debido a la guerra de Rusia con Ucrania y los confinamientos en China por su política de Covid cero. En abril del 2022, cuando Shanghái cerró sus puertos por la política Covid cero, se llegó a tener hasta el 20% de la flota mundial de portacontenedores atascados en el puerto”, indica la economista de REDES.

Fuente: businessempresarial

Entradas relacionadas