Campaña de siembra 2021-2022 terminará en rojo por problema hídrico y de fertilizantes

Campaña de siembra 2021-2022 terminará en rojo por problema hídrico y de fertilizantes

En lo que va del avance de la presente campaña (agosto 2021 hasta marzo 2022) se instalaron más de 1.185.000 hectáreas de cultivos transitorios, entre ellos, papa, cebolla, maíz amarillo y arroz. La cifra refleja una caída en 1.1% respecto a la campaña anterior y una reducción de 12.806 hectáreas en relación al promedio de las últimas cinco campañas.

Quedan 3 meses para cerrar la campaña 2021/2022, pero en este período que falta, se ejecuta una menor siembra, por lo que ya está prácticamente definida

La campaña de siembra 2021-2022, que termina en julio próximo, cerrará con una contracción producto de dos factores: la falta de fertilizantes y también por un problema hídrico registrado en algunas zonas del norte del país, muestran cifras del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

En lo que va del avance de la campaña (agosto 2021 hasta marzo 2022) se instalaron más de 1.185.000 hectáreas de cultivos transitorios, entre ellos, papa, cebolla, maíz amarillo y arroz. La cifra refleja una caída en 1.1% respecto a la campaña anterior y una reducción de 12.806 hectáreas en relación al promedio de las últimas cinco campañas.

“Todavía nos quedan tres meses para acabar la campaña, pero en este período que falta, se ejecuta una menor siembra, entonces la campaña (2021-2022) como que ya está prácticamente definida, tenemos una tendencia a una menor siembra”, dijo Elar Sifuentes, coordinador de generación de información estadística del Midagri.

Las áreas de arroz, uno de los cultivos que más demanda fertilizantes nitrogenados, se redujeron en 3.9% (13.253 hectáreas) debido a los menores aportes de las regiones de Piura, Lambayeque y La Libertad, “por la menor temporada de riego pero también el costo de la urea”. No obstante, en la región San Martín sí hubo un incremento de hectáreas instaladas.

Respecto al trigo, cuya siembra se realiza principalmente en la zona andina, las áreas se redujeron a marzo en un 10.4% comparado con el promedio histórico. En este caso, fue el factor climático que influyó en el retraso de las lluvias entre enero y febrero de este año.

La cebolla es otro de los productos agrarios perjudicados. De las más de 16.000 hectáreas que se instalarían solo se cultivaron en 9,049 hectáreas, un avance de 56%. En nueve de las 19 regiones en donde se cultiva se registró una menor área sembrada.

Si bien la papa registra un comportamiento positivo hasta febrero (+5.4% respecto a la campaña pasada), durante los meses posteriores la siembra fue menor de lo previsto. En tanto, las áreas del maíz amiláceo se redujeron en 4.2%; y la de maíz amarillo duro creció 0.9%, por mayores áreas en San Martín, Piura y Madre de Dios.

Fuente: Gestión

Entradas relacionadas