FAO: Perú debe impulsar la agricultura familiar libre de fertilizantes

FAO: Perú debe impulsar la agricultura familiar libre de fertilizantes

Perú debe comenzar a poner en la mira las prácticas ancestrales de la agricultura familiar altoandina que son amigables con el ambiente y libre de fertilizantes y de esa manera comenzar a depender menos de los agroquímicos

Señaló la representante de dicha institución en el Perú, Mariana Escobar

La agricultura familiar, que apuesta por impulsar prácticas ancestrales amigables con el ambiente y libre de fertilizantes es el camino que debe apostar el Perú para enfrentar la posible crisis alimentaria que amenaza el mundo, afirmó la representante de la FAO en el Perú, Mariana Escobar.

“Perú debe comenzar a poner en la mira las prácticas ancestrales de la agricultura familiar altoandina que son amigables con el medio ambiente y libre de fertilizantes y de esa manera comenzar a depender menos de los agroquímicos”, aseveró.

“Es importante poner mucha atención en los temas de cambio climático, también, pues la mayor contribución de este lado del mundo a la emisión de gases de efecto invernadero proviene de la agricultura y la ganadería por el abuso de estos químicos”, puntualizó

La representante de la FAO en el Perú, evaluó la alarma mundial ante la posibilidad de una crisis alimentaria. Al respecto, sostuvo que este tema debe atenderse como si hubiera ocurrido un desastre natural.

Agregó que este es un problema multisectorial el cual requiere, también, la participación y convergencia definida del sector privado, de la sociedad civil y la academia, ya que este contexto amerita que todos seamos conscientes de los riesgos que esta situación representa, para que así podamos hacerle frente.

Covid dejo a 15.5 millones de peruanos en situación de inseguridad alimentaria
Con respecto a Perú, Escobar afirmó que el mayor problema es la pobreza y la desnutrición.  “En el contexto de la pandemia (de covid-19) esta situación se profundizó de una manera drástica, reflejado en el aumento de la pobreza a niveles altos. Según la FAO, la coyuntura que trajo el covid-19 ha dejado alrededor de 15.5 millones de peruanos en situación de inseguridad alimentaria.

La inseguridad alimentaria es un aspecto amplio de un fenómeno en el cual se ven situaciones de hambre tales como la desnutrición crónica infantil, anemia y también temas ligados al sobrepeso y obesidad, entre otras.

“Esta cantidad de personas representan un porcentaje elevado de la población peruana sumamente preocupante, lamentablemente, este año nos encontramos con una crisis geopolítica en la región del mar negro que solo ha contribuido a profundizar esta situación con el alza de precio sin precedentes y también, con la escasez de fertilizantes en el mercado”, comentó.

Los fertilizantes derivan de la urea que viene del gas, siendo los primeros exportadores de estos compuestos Rusia y China. Frente a ello se han tomado medidas parciales como la exoneración del IGB que no han tenido el impacto deseado para el bolsillo del comprador final que aún siguen comprando alimentos a costos muy altos.

“La escasez de fertilizantes va a tener un fuerte impacto en la campaña agrícola que se aproxima, esto va a desembocar en la falta de productos básicos para el próximo año”, agregó la representante de la FAO en el Perú.

Fuente: Andina

Entradas relacionadas