ONU anima a proteger a las abejas para garantizar la seguridad alimentaria

ONU anima a proteger a las abejas para garantizar la seguridad alimentaria

Los polinizadores, como las abejas, contribuyen al 35 % de la producción mundial de cultivos, así como a la producción de muchos medicamentos de origen vegetal.

Tres de cada cuatro cultivos de frutas o semillas que se producen para consumo humano dependen, al menos en parte, de las abejas y otros polinizadores

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) animó a todos los actores de la sociedad a proteger a las abejas y a otros polinizadores, que son vitales para “garantizar la seguridad alimentaria mundial”, pero que se encuentran en peligro debido a las prácticas de agricultura y apicultura intensivas.

Con motivo del Día Internacional de las Abejas (que se conmemora el 20 de mayo) distintas organizaciones de la ONU y asociaciones del sector se reunieron para compartir sus experiencias en el apoyo de los sistemas de apicultura, necesarios no solo para la producción de miel o cera, sino también de otros alimentos que necesitan de la polinización como las frutas.

Los polinizadores, como las abejas, los pájaros y los murciélagos, contribuyen al 35% de la producción mundial de cultivos, así como a la producción de muchos medicamentos de origen vegetal.

Se estima que el valor de la polinización en los sistemas de producción alimentaria global ronda los US$ 600 billones (€ 567.510 millones), según datos de la ONU.

El 40% de las abejas y de otros animales polinizadores está en peligro debido a prácticas nocivas como la agricultura intensiva, los monocultivos, el uso de pesticidas, el cambio climático, que ponen en riesgo el sistema alimentario mundial, la supervivencia de apicultores y agricultores.

“Debemos proteger a las abejas y sus medios de subsistencia para mejorar la calidad de vida de las personas y asegurar el bienestar de nuestro planeta, ecosistema y la seguridad alimentaria”, dijo el presidente de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu.

El presidente instó a los gobiernos y otros actores sociales a proteger a los cerca de 20.000 tipos de abejas y otros animales polinizadores, que “respaldan a los sistemas alimentarios” ayudando a una producción superior y más estable de comida.

Remarcó la necesidad de sostener los sistemas de apicultura, ya que sostiene el modelo de vida y de alimentación de pequeños agricultores y comunidades indígenas, especialmente en África y regiones de Asia como la India.

En esta línea, el secretario del Convenio sobre la Diversidad Biológica, David Cooper, enfatizó la importancia de sensibilizar a la sociedad sobre cómo los insectos polinizadores aumentan la biodiversidad, salvaguardan los ecosistemas, proveen alimentos más nutrientes y ayudan a polinizar el 75% de los cultivos de frutos, que dependen de ellos.

Fuente: Perú 21

Entradas relacionadas