Productores dejan de cultivar 14,500 hectáreas de arroz, pero suben en áreas de maíz

Productores dejan de cultivar 14,500 hectáreas de arroz, pero suben en áreas de maíz

Hermitanio Rojas Rafael, presidente de Apear, indica que en el Perú hay más de 414.000 hectáreas de manera oficial, pero de manera extraoficial se puede extender hasta 550.000 hectáreas en todo el país, por lo que una disminución no significa un desabastecimiento de cereales

En el caso de la papa, hasta el momento no varían las áreas sembradas, pero eso se verá en la campaña grande.

Aún no se inicia la “campaña agrícola grande” que empieza entre los meses de julio y agosto, pero los cultivos de la denominada “campaña chica” en estos meses del año parecen recomponerse en parte, como sucede con el caso del maíz, que ha elevado en hectáreas adicionales y el arroz, que muestra una ligera disminución.

Al respecto, el presidente de Agrobanco, César Quispe, comenta que hay un incremento de las áreas de cultivos de maíz, y una ligera disminución de un 3.5% en áreas de cultivos de arroz, ello significa 14.750 hectáreas menos.

“Lo que hasta ahora no ha cambiado son los cultivos de la papa, que es un producto sensible, pero que se verá en la campaña grande”, mencionó.

Sobre los cultivos de arroz, Hermitanio Rojas Rafael, presidente de la Asociación de Productores Peruanos de Arroz (Apear), indica que en el Perú hay más de 414.000 hectáreas de manera oficial, pero de manera extraoficial se puede extender hasta 550.000 hectáreas en todo el país, por lo que una disminución no significa un desabastecimiento de cereales.

Para muchos productores de la costa enfrentan un aumento de los costos, pero no se está dando lo mismo en la selva peruana.

Créditos extraordinarios por fertilizantes
Ante la escasez de fertilizantes y los altos costos que implica, César Quispe estima que en la próxima semana podría llegar el insumo, pero lo que se enfrentará es una demanda extraordinaria de créditos para los cultivos.

“Agrobanco está en proceso de recuperación de sus recursos. Tenemos recursos para julio y agosto, pero si hay una demanda extraordinaria de los agricultores para cubrir los altos precios de los fertilizantes, vamos a necesitar de capital adicional, ya que nos podríamos quedar sin recursos para nuevas colocaciones en setiembre u octubre”, expresó.

Hasta el momento -sostiene Quispe- se tiene los recursos planificados para tener liquidez hasta noviembre, pero si en julio y agosto hay una demanda extraordinaria de créditos verán la necesidad de aumentos de capital.

Cobranzas judiciales por S/ 100 millones
El presidente de Agrobanco comenta que el año pasado lograron recuperar alrededor de S/ 24 millones de los créditos vencidos y este año la expectativa es recuperar S/ 100 millones por las cobranzas judiciales.

Sostiene que ya hay varios procesos en las que ha culminado la casación y se iniciarán los remates, aunque considera que todo este proceso de cobranzas judiciales les tomará al menos unos tres años.

En azul, tras siete años
De otro lado, César Quispe menciona que Agrobanco ha reportado por primera vez una utilidad de S/ 13.69 millones luego de siete años en rojo.

“Estos cuatro primeros meses se ha tenido una utilidad con 13.69 millones y ya estamos en azul, luego de 7 años no se tenía. El año pasado teníamos una pérdida de 13.5 millones al mes de abril y ahora hemos revertido la tendencia”, remarcó.

Las pérdidas de la entidad financiera se debían a las provisiones realizadas por la cartera pesada que solo le permitía hasta el año pasado colocaciones por S/ 55 millones, pero lo han revertido aumentando sus colocaciones hasta S/ 270 millones, siendo que la nueva cartera tiene una morosidad de 1.8%.

“Con los intereses de estas nuevas colocaciones estamos cubriendo las operaciones del banco y las provisiones”, expresó.

Lo único que ahora les impacta es la volatilidad cambiaria, debido a las colocaciones en dólares, “en lo que va del año la subida del tipo de cambio nos impactó como en S/ 10 millones en los resultados”.

Pese a ello, confía en cerrar el año siendo una entidad autosostenible.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *