Posible cambio en jefatura del Senasa pone en alerta a productores, exportadores y empresarios del sector agroalimentario

Advierten que debilitar la institucionalidad del Senasa afectará la inocuidad de las operaciones ganaderas y agrícolas, lo que motivará el cierre de mercados relevantes para el Perú y el riesgo de miles de puestos de trabajo formales.

Organización clave para la sanidad está en la mira

Diversos gremios productores y exportadores del sector agrario mostraron su preocupación ante los trascendidos de un posible cambio en la jefatura del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), entidad clave para el desarrollo del encadenamiento comercial del Perú con el mundo.

El documento está fimado por la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), la Asociación de Exportadores (ADEX), la Asociación Peruana de Agroindustriales del Azúcar y Derivados (Perúcaña), la Asociación Peruana de Avicultura, la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú) y la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

En él, solicitan al presidente de la República y al ministro de Desarrollo Agrario y Riego, tomar en cuenta que el sector requiere preservar la institucionalidad dentro del Estado y la importancia de contar con autoridades e instituciones eficientes y competentes.

En esa línea, establecieron los siguientes puntos:

  • Es necesario mantener el perfil técnico en la dirección de uno de los organismos más importantes para el sector agrario como es el Senasa, responsable de la sanidad agropecuaria, calidad de insumos, producción orgánica e inocuidad agroalimentaria. Institución que además es contraparte técnica de autoridades sanitarias tan importantes como el APHIS (EEUU), GACC (China), DG Santé (Unión Europea), SAG (Chile), entre otros.

 

  • El Senasa tiene que ser una institución sólida y técnica, como lo ha venido siendo por 30 años, basada en la meritocracia y calidad técnica de sus funcionarios, los cuales siguen una línea de carrera dentro de la institución.

 

  • El debilitar al Senasa afectará la seguridad fitosanitaria e inocuidad de las operaciones ganaderas, la agricultura familiar y la agricultura de exportación, poniendo en riesgo la vida de los peruanos y consumidores de todo el mundo. Esto podría motivar el cierre de mercados relevantes para el Perú, generando que se pierdan de manera casi automática decenas de miles de puestos de trabajo formales de hombres y mujeres del campo y la quiebra de cientos de empresas del sector agrario.

 

  • Exhortamos a las autoridades a respetar la autonomía del Senasa, a mantener su carácter técnico y a promover a sus funcionarios de acuerdo a sus logros dentro de la Institución (Meritocracia). Se debe mantener a personas idóneas, con el perfil técnico necesario y experiencia en el sector a cargo de este importante Autoridad Sanitaria, la cual cumple para todos los peruanos un rol clave a nivel nacional e internacional.

 

Fuente: agraria.pe

Entradas relacionadas