Midagri promueve sistema financiero agrario donde los incentivos, subvenciones, créditos, seguros y financiamiento se articulen a la política agraria

Ministerio sostuvo que la denominada Segunda Reforma Agrari necesita énfasis en acciones eficientes para la seguridad hídrica, así como desarrollo tecnológico agrícola, pecuario y forestal.

En beneficio de los pequeños productores de Agricultura Familiar

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) promueve un “sistema financiero agrario”, donde los incentivos, subvenciones, créditos, seguros, financiamiento público o privado deben articularse a una política agraria, que permita impulsar el desarrollo de los pequeños productores de la agricultura familiar, asegurar la alimentación con producción local y convertir al Perú en una potencia mundial de alimentos.

Señaló que la gestión de la actual administración busca reorientar las políticas implementadas por la Segunda Reforma Agraria, a través de una política integradora – articuladora de productores de agricultura familiar con agricultores de transición y agroexportación.

“El sector cree que la alianza de productores de agricultura familiar con la mediana y los agroexportadores, podría acelerar el desarrollo tecnológico, el acceso al mercado nacional y mundial, entre otros aspectos complementarios requeridos por la pequeña agricultura familiar”, señala el Midagri.

Indicó que actualmente existen 2.2 millones de productores de la agricultura familiar en nuestro país que han sido relegados de la política agraria en los últimos 30 años y el 87% de ellos se encuentra en subsistencia y se contradicen con un sector del agro que ha convertido al Perú en una potencia mundial con presencia de productos agrarios en los mercados más exigentes, con un empresariado agroexportador innovador.

Por ello dijo, se ha visto en nuestro país una “sociedad agraria nacional”, fragmentada con organizaciones por líneas de productos, localidades, territorios, culturas y nacionalidades, que no está permitiendo concertar en una política pública de desarrollo agrario como la Segunda Reforma Agraria.

Señaló que, para el éxito del proceso de la reforma agraria, se plantea implementar una reforma institucional con énfasis en acciones eficientes para la seguridad hídrica (disponibilidad de agua y tecnología de riego), el desarrollo tecnológico en el proceso productivo agrícola, pecuario y forestal, a fin de incrementar la productividad, acopio, procesamiento e industrialización.

Destacó que uno de los objetivos del proceso de reforma del agro es promover de manera complementaria con el desarrollo de los mercados locales, nacionales y mundiales, donde el pequeño productor, mediano y el agroexportador sean los actores centrales de la reforma.

“Se considera que ese proceso de reforma no puede limitarse solo a garantizar el acceso al agua, masificar y desarrollar tecnología para el proceso productivo, sino también es necesario, acercar el productor al consumidor, desarrollando mercados campesinos y agrarios”, comentó.

Asimismo, dijo que la iniciativa legal propone un agro más rentable y que el productor agrario desarrolle mejores condiciones de capitalización y el consumidor final acceda a productos frescos o procesados a menor costo, situación que no sucede por la intermediación de varios eslabones de comerciantes, que reducen el precio al productor y multiplica el valor final del producto que llega al consumidor.

“Para promover el proceso de la Segunda Reforma Agraria es necesario implementar un “shock de inversión pública”, orientado a la retención y regulación del agua de lluvia con infraestructura gris y verde, así como garantizar la eficiencia en el uso del agua y la tecnificación del riego parcelario”, sostuvo.

Del mismo modo, dijo que se busca desarrollar tecnología para el proceso de producción pecuaria, agrícola y forestal, mejorando su rendimiento y productividad para lo que se tendrá que desarrollar procesos modernos de acopio, procesamiento e industrialización, que debe llegar al mercado acercando el productor al consumidor final a través de los mercados locales (campesinos y agrarios).

Además, indicó, se debe continuar fortaleciendo el comercio mundial agroexportador, acompañado de un sistema financiero agrario privado y un proceso que impulse la asociatividad empresarial y cooperativa, para sostener la productividad y competitividad de los productores de la agricultura familiar.

Fuente: agraria.pe

Entradas relacionadas