Científicos registran 4 nuevas especies de “berries” andinos

Un estudio ha demostrado la presencia de 24 especies de frutillas andinas en la región Amazonas de las más de 1,000 que existen a escala nacional.

Amazonas

Científicos del Instituto de Investigación para el Desarrollo Sustentable de Ceja de Selva (INDES-CES) de la Universidad Nacional Toribio Rodriguez de Mendoza de Amazonas (UNTRM) han registrado cuatro nuevas especies de “berries” andinos hallados en dicha región.

Según la universidad, el estudio realizado por investigadores del Indes-CES ha demostrado la presencia de 24 especies de frutillas andinas en la región Amazonas de las más de 1.000 que existen a escala nacional.

La casa de estudios reveló, además, que el estudio está basado en un análisis de las relaciones evolutivas de estos taxones utilizando dos marcadores del cloroplasto (matK y rbcL), y dos nucleares (ITS, GBSSI-2).

Explicó que los resultados de las filogenias demostraron congruencia para los 4 marcadores, de los cuales ha permitido identificar 24 especies de bayas andinas distribuidas en 7 géneros: Cavendishia=1, Clethra=2, Disterigma=2, Gaultheria=4, Thibaudia=4, Vaccinium=3, Rubus=8. Casi el 50 % de las especies encontradas no han sido reportadas en esta región.

Por lo tanto, los estudios basados en el ADN son cruciales para confirmar especies definidas tradicionalmente o delimitar especies que se distribuyen de áreas no exploradas, y muchas están en peligro de extinción por la alta tasa de deforestación, la cual conlleva a una erosión genética de especies con importancia económica para la región y el país.

Investigación desde el 2019
Los estudios se iniciaron en 2019, el año pasado el ingeniero agrónomo José Tejada Alvarado, integrante del equipo de investigadores del Indes-CES y encargado de la colección de las muestras de arándanos silvestres en localidades de la provincia de Chachapoyas y realizar los análisis, declaró a la Agencia de Noticias Andina que este proyecto surgió a partir del conocimiento de que muchas de las especies de plantas silvestres tienen un potencial económico importante.

Los arándanos silvestres, conocidos en la región Amazonas con los nombres de “godilla”, “pebete”, “pushgay”, entre otros, son consumidos desde épocas ancestrales por los pobladores de las zonas altoandinas, y tradicionalmente se utilizan para la elaboración artesanal de licores, yogur, mermeladas y para consumo directo.

Sostuvo que en vista que se observó que las semillas de estos arándanos silvestres, que crecen en los pastizales y cercos de los campos de cultivo, no germinaban de manera natural como ocurre con otros frutos y corren el riesgo de extinguirse debido a la agricultura migratoria en las zonas rurales, se resolvió evaluar su propagación in vitro en laboratorio apelando al ácido indol-3-butírico (IBA), una hormona sintética que estimula el enraizamiento de la planta, informó la agencia Andina.

“Se colectaron brotes vegetativos en Molinopampa, Calla Calla, La Jalca, Huancas y Leymebamba, ubicados a 3.000 metros de altitud. Las muestras fueron llevadas al Laboratorio de Fisiología y Biotecnología Vegetal del INDES-CES de la UNTRM, donde se realizó ensayos de propagación clonal mediante el enraizamiento de mini-esquejes, y tras ser desinfectadas, fueron sometidas a la acción de la hormona sintética utilizada al 100 % de su capacidad”, refirió.

Fuente: Agronoticias

Entradas relacionadas