• Jue. Oct 6th, 2022

“Hay que desideologizar la política agrícola”

El Estado debe promover una cultura empresarial para incentivar los encadenamientos entre pequeña y gran agricultura, así como la apertura de más mercados.

Pidió Milton von Hesse, ex ministro de Agricultura

Saltar de una pequeña agricultura hacia una alta productividad es la clave del desarrollo en el sector. Por ello, Milton von Hesse, ex ministro de Agricultura, pide un acercamiento al tema sin sesgos de parte de las autoridades para encontrar vías pragmáticas de solución.

“Hay que desideologizar la política agrícola, donde solo lo pequeño es hermoso y todo lo demás no sirve, y que vamos a refundar la política agrícola. Debemos aprender del pasado […] una hectárea tradicional sin tecnología genera 10 mil soles al año, mientras que esa misma hectárea puede generaría 25 mil o 30 mil dólares al año si esa tierra se transforma a agricultura moderna”, sostuvo durante su participación en el seminario “Agroindustria y Desarrollo Regional”, organizado por ComexPerú.

Para avanzar hacia este objetivo, Von Hesse indicó que hay que promover una cultura empresarial desde el Estado, como hace ya el Senasa abriendo nuevos mercados y estableciendo protocolos fito y zoosanitarios en diversos países junto al Mincetur a través de negociaciones y tratados de libre comercio. Es gracias a esta política, prosiguió, que las agroexportaciones peruanas se han incrementado por diez y superan ya los siete mil millones de dólares al año, generando transformación en el campo.

Un ejemplo del bien que ocasiona la agricultura de vanguardia está planteado claramente en el trabajo temporal que las comunidades realizan en campos modernos, experiencia que luego trasladan a sus zonas de origen para incrementar su productividad. “En otros países se promueve la integración de la agricultura moderna con la tradicional, no solo de la mano de obra, sino de la agricultura de contrato”, agregó.

De esta forma se lograría la anhelada articulación entre gran empresa y pequeños productores con paquetes tecnológicos, una labor que requiere salir de diversos prejuicios, llegando al entendimiento de que incluso en el segmento de pequeña agricultura existen matices como la que está articulada a mercados agroexportadores (café y cacao) y la vinculada al mercado comercial (como los arroceros), concluyó.

Fuente: agraria.pe