• Jue. Oct 6th, 2022

Midagri: “El 2021 ha sido el año de la consolidación del Perú como un importante abastecedor de alimentos frescos en el mundo”

La uva, la palta y el arándano, se constituyen en los tres únicos productos que superan los mil millones de dólares de exportación.

Nuestro país superó a grandes proveedores de alimentos como Chile y Australia

El crecimiento de las exportaciones peruanas de uva y palta fresca ha sido constante desde hace más de 20 años. Entre los años 2000 y 2010, aumentaron a una tasa promedio anual de 40.5% y 42.3%, respectivamente, informó el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

Agregó que, en el 2010, los valores de exportación cerraron en US$ 180 millones en el caso de la uva y US$ 85 millones en la palta. En tanto, el arándano aún no mostraba cifras de exportación alguna.

A partir del 2010 hacia delante, se duplicaron los valores exportados de la palta y la uva año tras otro. No obstante, a partir del 2015, se inició el crecimiento sostenido de las exportaciones, además del arándano, siendo la tasa de crecimiento promedio de la uva 13.4%, de la palta 20.4% y del arándano 160% por año.

En el 2020, el primer producto de agroexportación fue la uva. Esta alcanzó los US$ 1 046 millones, lo que significó un incremento de 20% respecto al año anterior. El segundo producto en importancia fue el arándano, con US$ 1 003 millones, lo que significó un aumento de 22% respecto al año 2019. Mientras, la palta se estancó en dicho año.

Para el 2021, se recuperaron las exportaciones de palta, al pasar de US$ 759 millones en el 2020 a US$ 1.049 millones en 2021, representando un crecimiento de +38%. En tanto, el arándano se disparó de US$ 1.003 millones en 2020 a US$ 1.196 millones en el 2021, registrando un incremento de 19%.

Por su parte, las exportaciones de uva, después del gran salto en el 2020, en el 2021, muestran un menor incremento; sin embargo, es de US$ 1.054 millones, de tal manera que, junto con la palta y el arándano, se constituyen en los tres únicos productos que superan los mil millones de dólares de exportación en el año que acaba de concluir.

Normas permitieron activar a la agroexportación durante Covid-19
El Midagri señaló que en el primer trimestre del 2020, en un escenario inicialmente oscuro debido a la declaración de emergencia nacional por la pandemia de la Covid-19, que afectó a todas las actividades, entre ellas a la agroexportación, se promulgaron una serie de normas que han permitido regular la actividad económica orientada a mantener operativos los servicios y las actividades de primera necesidad en lo referente a los campos de la salud, alimentación y actividades conexas, como es el caso de las actividades económicas del sector exportador.

El gobierno dispuso que el transporte de carga de mercancías internacionales no sea restringido, como tampoco el libre tránsito de las personas naturales y jurídicas que intervienen en estas operaciones logísticas, quienes debían contar con las autorizaciones respectivas, así como mantener totalmente operativas las funciones y actividades de los organismos técnicos de apoyo como el Senasa, INIA, Digesa, Serfor, entre otros.

Asimismo, se dispuso la activación de la Comisión Multisectorial para la Facilitación de Comercio Exterior (Comufal) desde el inicio del estado de emergencia. A través de una eficiente interacción entre el sector público y privado. Esta comisión ha gestionado acciones normativas y operativas necesarias para asegurar la continuidad de las operaciones de comercio exterior y la cadena de abastecimiento, minimizando los riesgos sanitarios. Para esto se conformaron tres equipos técnicos a fin de ejecutar acciones en el campo del Acuerdo sobre Facilitación de Comercio, Logística e Infraestructura y Digitalización.

“La agroexportación se genera por un entorno favorable, como la biodiversidad climática del país, las perspectivas de desarrollo de la frontera agrícola a través de la continuidad de las obras de irrigación en la costa peruana y el tratamiento preferencial que el Perú tiene con los diferentes tratados comerciales suscritos con los más importantes socios comerciales, escenario que incentiva la inversión en el sector”, sostiene.

El Midagri destacó que el Perú ha sabido adecuarse muy bien a los grandes cambios de los patrones de consumo mundial, enfrentados con el cambio climático y la contaminación ambiental. Perú se ha convertido en un gran abastecedor de aquellos productos que importantes bolsones de los mercados mundiales vienen priorizando en  consumo, como son los productos sanos, inocuos, frescos, orgánicos, nutraceuticos, funcionales, etc.

“El 2021 ha sido el año de la consolidación del Perú como un importante abastecedor de alimentos frescos en el mundo”, finalizó el Midagri.

Fuente: agraria.pe