• Jue. Oct 6th, 2022

Ante déficit de lluvias, reservorios hídricos sostendrán próximas campañas de cultivo

Ante la falta de lluvia que ocasionaría una posible escasez de agua para los cultivos, el Perú cuenta con nueve reservorios de agua.

Así, el reciente informe del Banco Central de Reserva (BCR) sobre el sector agropecuario –tomando datos de la Autoridad Nacional del Agua (ANA)-, revela que, al 12 de enero de este año, seis principales reservorios del país registran un almacenamiento de agua superior al promedio de los últimos cinco años (2017-2021).

En detalle, el reservorio de Tinajones (Lambayeque) tiene un volumen almacenamiento de 300 millones de metros cúbicos de agua (mmc), registrando una alta disponibilidad hídrica, superior al 90.5% de su volumen útil total.

De igual manera, se observa un aumento en el volumen almacenado de agua en los reservorios de Gallito Ciego (La Libertad, superior en 74.3%), San Lorenzo (Piura, 42.7%), Sistema Chili (Arequipa, 59.3%), Condoroma (Arequipa, 36.6%) y Poechos (Piura, 47%).

Déficit de lluvias

Los reservorios, así, buscan compensar el déficit de lluvias que se puedan presentar en diversos países, y precisamente Perú atraviesa una de esas etapas.

El último 14 de enero el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) informó sobre un déficit de lluvias en el norte y centro del país, el cual continuará durante enero.

Señaló que la deficiencia de precipitaciones en la sierra norte, parte de la sierra central y en la selva norte, se prolongaría hasta finales de este mes de enero.

Así, precisó que durante este periodo también se presentarán algunos episodios de lluvia; sin embargo, el acumulado mensual estaría por debajo de sus valores normales.

Buena cosecha

Al respecto, el exministro de Agricultura, Milton Von Hesse, explica a Gestión.pe que un buen indicador de que habrá una buena cosecha es que los reservorios estén en el nivel adecuado, y en este caso, se observa que se tiene nivel superior al promedio.

“Cuando hay años secos y no llovió tanto en la temporada, a veces los reservorios están por debajo de su nivel mínimo y por lo tanto eso sugiere que habrá escasez de agua para riego, sobre todo para la costa norte. Si hay escases de agua para riego, no habrá la cantidad de arroz, azúcar u otros cultivos suficientes que se necesitan”, sostuvo.

Si bien a la fecha hay nueve reservorios, Von Hesse señala que existen tres grandes inversiones sobre nuevos reservorios que están paralizados: Chavimochic III en La Libertad (US$ 715 millones), Majes Siguas II en Arequipa (US$ 550 millones) y Alto Piura, en Piura (US$ 664 millones).

Campaña abundante y La Niña

Por su parte, Abraham Levy, director de Ambiental Andina, coincidió con Von Hesse respecto a una proyección positiva para los cultivos al tener los reservorios hídricos en niveles óptimos.

Señala que como ya se tienen los reservorios de agua en el nivel adecuado, ya inició previamente la campaña de varios cultivos, principalmente el arroz, e incluso podría darse una campaña muy abundante de este producto. Similar situación ocurre con el cultivo de azúcar. Así, con lo que vaya lloviendo, ello irá alimentando las cosechas.

“La siembra de arroz ya se hizo en su integridad en los valles arroceros y lo que queda es regar dos meses más, febrero y marzo, salvo que haya un desorden climático, cosa que no lo veo. (…) Las campañas han empezado de manera temprana y masiva, entonces todos van terminar de cosechar en marzo”, indicó.

Sin embargo, menciona que la preocupación no es el déficit de lluvias que hoy enfrenta el país, sino, lo que puede traer el fenómeno de La Niña.

El problema, menciona, es que las lluvias que tendrían que venir con La Niña no se está dando con la contundencia que se ha dado en otros años.

“Este año en lo que va del verano ha sido notoriamente menor a lo habitual (las lluvias). Entonces mi preocupación es que por alguna razón de variación climática La Niña no produzca un año particularmente generosa en lluvias en la sierra. Esa es mi preocupación por lo irregular que está siendo el periodo de lluvias, pero ya hemos visto otros episodios de La Niña donde enero empieza mal, pero febrero y marzo se compone. Así que confiamos en que esto se va a ser así”, sostuvo.

Fuente: Silvia Pérez – gestión.pe