Canadiense detrás de Chavimochic III: ambigüedad del Estado detiene interés

Tras cinco años de paralización de las obras, el proyecto de irrigación Chavimochic III sigue en compás de espera, ahora por el laudo en el proceso de arbitraje que lleva adelante, entre el concesionario OEC (antes Odebrecht) y el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri).

Sin embargo, este proceso ha despertado el interés de una empresa canadiense que explora la opción de tomar dicho proyecto, y culminar su ejecución, así lo comentó el gobernador de La Libertad, Manuel Llempén.

Indicó que la empresa canadiense se ha presentado con el interés de asumir el proyecto, que se ha trasladado al Gobierno nacional, pero considera que se observa es una “desidia”, sin interés de sacarlo adelante.

“Hay temor del Gobierno por reiniciar este proyecto, no se busca alternativas de salida, he conversado con el presidente Castillo y el ministro de Agricultura, pero se espera el laudo arbitral”, refirió.

La intención de la empresa canadiense, que sigue en el norte del país, es adoptar el proyecto para la culminación de las obras, sin embargo, de las conversaciones indican que “hay muchos riesgos”, que observan se desarrollarán alrededor del proyecto según la definición legal.

Por otro lado, está el tema de las obras, en el que indican hay temas pendientes como el saneamiento físico- legal de los terrenos por donde cursará el agua.

La opción está en la mesa, pero remarca que el arbitraje y la decisión que salga de ello podría llevar a que la presa Palo Redondo se culmine en cuatro o cinco años más por la resolución del contrato y las condiciones legales que emanen.

“Lo que se plantea es una alternativa de salida que no demore tanto”, dijo Llempén.

Inversión y empleos en espera

Hasta el momento la inversión implica un desembolso de US$ 125 millones, pero la dilatación de este proyecto podría llevar a que su culminación se haga hasta el 2027.

Llempén lamentó que, además del proyecto, no se pueda generar empleo en pleno proceso de reactivación económica dado que Chavimochic III generaría 120,000 puestos de trabajo y más de US$ 1,500 millones de ingreso en divisas al país como resultado de la exportación.

Región como concedente

Aunque actualmente el concedente es el Ministerio de Desarrollo Agrario, el gobernador de la región planteó que la región de La Libertad tenga la concesión a su cargo, para asumir los riesgos que implica la culminación de la obra.

“No se puede estar así, el contrato está vigente y la empresa (Odebrecht, ahora OEC) no está prohibida de trabajar en el Perú, y se debería culminar la presa”, expresó.

Esbozó la idea de que si asumen la concesión, como concedente, la Contraloría lleve un eventual control concurrente y ellos firmarían los documentos necesarios para llevarlo adelante.

Fuente: Víctor Melgarejo – Gestión

Entradas relacionadas